jueves, 5 de noviembre de 2015

La ley de la solución simple

“Vaya, ¿así que tienes depresión? ¡Anímate y sonríe!”

“Las maltratadas lo que tienen que hacer es largarse a la primera señal”.

“Ya, estar en paro es una mierda. ¿Por qué no emprendes?”

“Estar gordo afecta a tu salud. Deberías comer menos y hacer más ejercicio, verás como bajas kilos”.

Os suenan, ¿eh? Todos las hemos escuchado. Frases banales, evidentes, que a cualquiera se le ocurrirían, y que sin embargo aspiran a solucionar problemas muy complicados. Pensemos en la violencia de género. Pedirle a una víctima de violencia de género que no se quede junto a su maltratador es como el consejo obvio, ¿no? No te quedes al lado de quien te destroza. Y sin embargo, pese a ser tan claro, las mujeres que sufren maltrato no lo siguen. ¿Qué está pasando ahí?

Con estas frases pasa un fenómeno muy curioso. La gente las suelta, a veces precedidas por un anuncio tipo “esto es muy fácil” y acompañadas por una expresión de autocomplacencia. Esta clase de simplicidades caen como un jarro de agua fría en cualquier discusión informada. Y lo peor es que cuando son ignoradas (en el mejor de los casos) o contradichas (en el peor), la persona que las ha soltado se enfada. ¡Encima de que aporta soluciones!

Así que, pensando en todas las personas que creen haber encontrado la panacea a los problemas del mundo, voy a atreverme a anunciar una nueva ley de Internet: la Ley de la Solución Simple. Dice así:

Si tienes una solución simple y evidente a un problema que sufren miles de personas por todo el mundo es que no entiendes el problema.

Demostración de la ley: si un problema lo sufren miles de personas en todo el mundo (depresión, violencia de género, desempleo, obesidad), es plausible afirmar que la mayoría de ellas están descontentas y enfadadas con esa situación y que desean salir de ella. Para ello analizan su situación y piensan en soluciones. Las respuestas obvias se les ocurrirán inmediatamente, por lo que si no las aplican es porque no son aplicables, y si tú las enarbolas es porque realmente no entiendes el problema. Q.E.D.

Dar esta clase de soluciones banales no sólo es malentender el problema: es minusvalorar a las personas que lo sufren, infantilizarlas de algún modo. ¿Por qué? Porque si las das es porque piensas que la primera cosa que se te ha venido a la cabeza al oír hablar del problema pasa por encima de su experiencia. O, en otras palabras, te crees más listo que esas personas, hasta el punto de dar como solución cualquier cosa, como si ellas no hubieran valorado y descartado ya esa simpleza una docena de veces.

Las soluciones simples también facilitan culpar a la víctima de lo que le está pasando. Si dejar de sufrir maltrato es tan sencillo como largarte del lado del maltratador, las maltratadas que no lo hacen… pues tan maltratadas no serán, ¿no? Es el reverso de la moneda. En realidad tiene lógica: si identificamos una forma fácil de solucionar un problema, no vamos a dedicar tiempo a quien prefiere no seguirla. Con las soluciones simples puedo lavarme las manos y echar toda la carga sobre el individuo que sufre el maltrato, el desamparo o la enfermedad. Así, sin más, sin preguntarse por las responsabilidades que tiene la sociedad en el asunto. Que se encargue él que no es tan complicado.

Vale, seguir la Ley de la Solución Simple es una mierda. Entonces, ¿qué propongo para evitar caer en ella? Dos reglas de conducta: el silencio y la humildad. Silencio porque, de verdad, no es absolutamente necesario que des tu opinión sobre todas las cosas del mundo. Si oyes hablar de un problema grave y se te ocurre una solución puedes, antes de soltarla, hacerte algunas preguntas. “¿Esto aporta algo? ¿Se le podría haber ocurrido a cualquiera? ¿La persona que tengo delante puede haber pensado esto por sí misma?” Si las respuestas son respectivamente “no”, “sí” y “sí”, es mejor que te calles. De verdad.

En cuanto a la humildad, muchas veces estos consejos se dan desde una atalaya de orgullo que sólo puede estar construida por ladrillos de ignorancia. Sólo así se puede entenderse el sentimiento de dignidad ofendida que aflora en cuanto se les dice a estas personas que es mejor que se callen si no tienen nada interesante que decir. Por cierto, es normal que una persona que está sufriendo o ha sufrido un problema como la depresión o el maltrato se enfade escuchando reiteradamente las mismas cerrilidades, se niegue a contraargumentar contra tu soberbia y se limite a reírse de ti. Y sí, eso es molesto y descortés, pero más molesto y descortés es que te repitan una y otra y otra vez tonterías desinformadas sobre tus problemas… y la paciencia de la gente tiene un límite.

Así pues, ¿quieres ayudar? Muy bien. Asume que no lo sabes todo y que hay personas que pueden enseñarte mucho. No me refiero a que lo aceptes teóricamente sino a que lo incorpores a tu conducta. Asume que hay veces que es mejor callar porque tu opinión no es relevante, no está informada, no aporta nada y no le importa a nadie. Asume que te va a tocar escuchar y pensar. Asume que no eres tan inteligente como para dar mágicamente con la respuesta a un problema que afecta a miles de personas. Asume que tu orgullo herido porque no le hacen casito es la menor de las preocupaciones de la gente a la que estás molestando.

Asume todo esto… y podrás dejar de molestar y empezar a ayudar de verdad.


58 comentarios:

  1. Pareces obviar la existencia de gente acomplejada en el mundo, que tiende a exagerar y sobrevalroar sus propios problemas. Teniendo eso en cuenta y que a veces soltar la solucion simple es lo mejor para segun que personas, la entrada es de 10.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no sé. Creo que he puesto ejemplos muy claros de a qué se aplica la ley.

      Eliminar
    2. Que haya gente así, ya es una complejidad añadida, no contradice lo que se expresa así.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu artículo. Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que planteas; pero, especialmente, estoy totalmente convencido de que las personas que dan este tipo de "soluciones" carecen de toda capacidad para escuchar a los demás. Partiendo de esa base, no pueden ofrecer ningún tipo de ayuda.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que más que carecer de ella no la tienen entrenada. Para el caso es lo mismo: les da igual el problema de la persona que tienen delante, sólo quieren oírse pontificar.

      Eliminar
  3. Oh, cielos. Necesito imprimirlo y llevar conmigo 4 o 5 copias cada día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. En Twitter han propuesto hacer tarjetas con la ley. Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  4. Tú mismo has caído en tu propia ley:
    Muchas personas tienen un problema: Opinan y dan soluciones a la ligera.
    Tú propones una sencilla solución: 3 preguntas a uno mismo. Si sale "no", "sí" y "sí" mejor calla.
    Si fuera tan sencillo no habría tantas personas en el mundo así. ¿Antes de escribir este post te has parado a hacerte las 3 preguntas?
    Vamos, que a ti también te ha faltado un pelo de humildad ;)

    P.D: Evidentemente no estarás de acuerdo con esto que he dicho, como no lo estarán con lo que tú dices las personas que se comportan así. Por eso no les valen tus 3 preguntas, porque les sale "sí", "no" y "no".

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Buenas,

      Yo creo que el artículo se refiere a ese momento en el que una conversación es corta y rápida cuando no debería, en el que la respuesta necesaria es prolongada en el tiempo. Explica el momento en el que alguien ajeno a un problema duradero se enfrenta a una conversación con la persona que lleva esa carga (depresión, mlatrato, etc.). El autor argumenta que no puede solucionarse con una frase o una cita de internet. Para mí ese es el resumen de este texto. Además intenta generar un conjunto de ideas, (para con ello, darle ese tiempo necesario para la reflexión) que se le deberían presuponer a estos asuntos importantes y así formular tres preguntas para nosotros los lectores.
      Lo que entiendo es que tu, que se supone que te conoces a ti mismo, te puedes preguntar por ejemplo de una forma rápida esas tres preguntas para poder así empezar a afrontar el problema que tiene la otra persona y no cagarla con la primera frase que le digas. Y ya cuando lleves un tiempo conociendo las causas poder emitir tu opinión a la otra persona.
      Seguramente tengas razón en que al autor le falta detallar que el tiempo en la interacción y el cómo tratamos cada problema es muy diferente. Yo al leer el artículo lo sobreentiendo y quizás el autor no ha señalado este punto sin darse cuenta de ello.
      Finalmente tu pecas en lo mismo al decir que "Evidentemente no estarás de acuerdo". Mejor esperar a que el autor te de su opinión antes de poder juzgar una actitud que simplemente intuyes.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Oye, está bien esto: dejas un comentario y ya lo blindas de cualquier crítica por mi parte diciendo que ésta se debe a mis prejuicios y mis sesgos. No está mal el truco pero no cuela. Sobre todo porque yo nunca he dicho que mi "solución" sea sencilla: callarte, cuestionarte y ser humilde es de hecho bastante complicado.

      Como comprenderás, dado que cierras desde el inicio cualquier oportunidad de debate, no voy a seguir contestándote. Pero tienes suerte: el segundo Anónimo dice más o menos lo que yo diría si tuviera paciencia.

      Eliminar
    4. Coincido en parte. Soy terapeuta y recientemente he tenido un fracaso terapéutico estrepitoso. Mi paciente, quien me ha mandado este artículo para que "Aprenda y tome nota " me ha querido decir con ello que el fracaso se debe a mi acción en exclusiva. Mi auto crítica es la siguiente, el fracaso en una pseudo ciencia como la terapia con la psique no puede atañirse a nada mas que la no disposición a someterse al juicio externo por alguna de las partes. Me explico, creo que la misma implicación se le debe conceder al paciente y al terapeuta. Ambos, como agentes necesarios para establecer la alianza terapéutica, posibilitan o dificultan el establecimiento de bases de origen. Por supuesto que un terapeuta se equivoca, hay quien peca de soberbia, hay quien de apatía o de falta de conocimiento. Pero en mi caso concreto he hecho todo lo que humanamente sabía y tengo la conciencia tranquila. Me pesa el fracaso pro me nutre el aprendizaje que he sacado. Antes de ser terapeuta, se es persona. Un montón de nombres y datos, esta claro que no da la absoluta perfección pero sin embargo, ayuda. Gracias y un saludo a todos

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Y este artículo sigue la ley de la Generalización Absurda. Decirle a alguien deprimido que se anime es absurdo: no está bajo su control. Es una cuestión de química corporal y de biología. Por mucho que sonrías, vas a seguir deprimido o deprimida.

    ¿Decirle que emprenda?. Emprender está bajo su control, es cierto, pero es que emprender no sirve de nada. Emprender por emprender ni paga facturas ni te arregla la vida. Lo que sirve es emprender y ganar pasta con ello, y eso ya sí que es bastante más complicado.

    Ahora bien, ¿decirle a una maltratada que se largue?. Salvo que haya hijos, en cuyo caso es sí que es complicado (aunque con las leyes actuales, bastante menos), solo consiste en hacer la maleta y salir por la puerta. Es algo bajo su control y que arregla la situación por completo. Así que sí, en este caso es una solución sencilla y realista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Estás pasando por alto los problemas psicológicos que sufre una víctima de maltrato (y el hecho de que suelen estar bajo amenaza de muerte). Además, los maltratadores suelen evitar que su víctima tenga trabajo, amigos, que salga de casa... imagínate vivir aislado del mundo y pensando que no sirves para nada ¿Acaso te resultaría fácil irte de lo único que conoces?

      Eliminar
    2. Yann, este artículo te va como anillo al dedo. Decir que para una maltratada hacer la maleta y salir por la puerta es sencillo, es una afirmación que encierra una enorme carga de ignorancia... y algo más.
      Te pongo un ejemplo: yo te digo que para arreglar tu problema deberías relacionarte con mujeres que han sido maltratadas para tratar de entender un poco más la complejidad asociada. Y tú me dices que no es necesario, puesto que la solución a su problema es sencilla. ¿Lo ves? Yo te propongo una solución sencilla a tu problema pero tu no la aceptas porque no ves el problema. Mi solución a TU problema puede parecer sencilla, pero no lo es, y tú seguirás igual de ignorante.

      Eliminar
    3. Estoy de acuerdo contigo en todo. Excepto que muchas veces una mujer maltratada no controla su situación o no le es posible hacerlo, por multitud de factores y por eso continuan indefinidamente los maltratos.

      Eliminar
    4. Gracias por ejemplificar tan bien lo que quería decir en el artículo. Estás en la parte de arriba de la pendiente resbaladiza que va de "salir del maltrato es muy fácil" a "si no sales de esa relación tan maltrato no será". ¿Darás el pequeño paso que separa ambas frases o nos lo ahorrarás? Espero que sea lo segundo.

      Por suerte tres amables personas te han contestado antes que yo, así que me limitaré a hacer un apunte: decir que salir por la puerta arregla la situación es no entender cómo funciona la violencia de género.

      Eliminar
  6. Me ha encantado el artículo. No puedo considerarme en ninguno de los cupos que defines, pero está claro que todos tenemos algún día más tonto y que tenemos menos ánimos y sí...me han llegado a decir precisamente frases que enfandan y mucho porque parece que no tenemos derecho a tener días malos, siempre tenemos que ser el alma de la fiesta o los animadores y no...todos tenemos bajones y derecho a tenerlos, no se nos puede criminalizar por ello u obligar a salir de ese estado.

    Me ha gustado mucho, un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¡Pero sonríe! ¡Si no te cuesta nada!" Qué asco le tengo a esta frase. Al final aprendes que significa "Tu cara de culo me impide disfrutar. ¿Podrías por favor fingir que tu vida es genial para que pueda seguir divirtiéndome?" Yo hace tiempo que decidí que iba a dejar que se me notara cuando estoy hecho mierda.

      Eliminar
    2. Yo muchas veces lo oculto justo para evitar ese tipo de personas.

      Eliminar
    3. Es muy normal. Yo lo hacía, pero la hipocresía me aplastaba... al final decidí, por salud propia, y teniendo en cuenta que me muevo en entornos respetuosos con ese tema, dejar salir la cara de culo si lo necesito.

      Eliminar
  7. Dar soluciones tontas a problemas que sufren otras personas es un problema que sufren muchas personas... Aplicando estos consejos a este artículo... ¿Deberías haberlo publicado?
    Interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falacia del padre:" haz lo que te digo, no hagas lo que yo hago, ni siquiera te atrevas a señalarlo o cuestionarlo"

      Eliminar
    2. Qué originales. Joder, cómo se nota cuando esto llega a Menéame.

      Eliminar
  8. "Demostración de la ley: si un problema lo sufren miles de personas en todo el mundo (depresión, violencia de género, desempleo, obesidad), es plausible afirmar que la mayoría de ellas están descontentas y enfadadas con esa situación y que desean salir de ella. Para ello analizan su situación y piensan en soluciones. Las respuestas obvias se les ocurrirán inmediatamente, por lo que si no las aplican es porque no son aplicables, y si tú las enarbolas es porque realmente no entiendes el problema. Q.E.D."

    Aquí das por hecho que la gente sabe cuidarse sola y está deseando salir de su "situación" por si misma. Nada más alejado de la realidad. Mucha gente es adicta a su dolor psicológico y, aunque decirle la "solución simple" no le ayudará en lo más mínimo porque nadie aprende por cabeza ajena, es sin embargo lo más útil después del silencio. De otro modo por esta regla de tres malcriar a los niños está justificado y es precisamente ahí donde reside el "problema"; en el condicionamiento previo que predispone a la persona a dicha situación. A un niño se le apunta hacia la verdad y se le deja que el mismo la encuentre (aún a riesgo de cabezazo) o se le condenará a repetir los patrones heredados sin consciencia profunda de "el por qué" de dicha acción más allá de "porque lo digo yo y punto" (dicho con enfado por el educador).

    Por otro lado, dado que la naturaleza es infinita sabiduría, disponemos de programas de supervivencia profundos que en un momento de peligro real (no de la ficción autocomplaciente imbuida inclusive en la dependencia dolorosa de una situación) se ponen en marcha y nos sacan las castañas del fuego en lo que solemos catalogar de "acciones heroicas motivadas por sentimientos divinos" (la tipica proeza de rescate de nietos-bebes por superabuelos que a veces quedan registrados en video para disfute de las audiencias de "impacto-tv")
    Estos programas suelen hacer uso de la solución simple pero ojo! No de un modo "mental" sino de un modo "esencial". Del Ser vivo al que protegen.
    Por tanto y aunque difiero en la forma, concuerdo contigo en el fondo pues el silencio es mejor respuesta sobretodo cuando es instrumentado hacia la meditación y la toma de consciencia. Ahí reside "la solución" a nuestros males empezando por catalogarnos como "roles" (depresivo, victima de...) y cristalizando dicha "idea" hasta sufrirla. Me imagino a un guepardo deprimido por no haber logrado cazar una presa hasta el punto de cuestionarse su valia como cazador... Y esbozo una "sonrisa" de lo frágiles que podemos llegar a ser si nos lo proponemos "seriamente"

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes de tener razón, porque nadie se suicida, y eso demuestra que los problemas psicológicos son imaginarios.
      Ah, que sí se suicida gente... Pues solo eso (aunque no abarca más que una pequeña parte del sufrimiento humano) ya te demuestra que no sabes de lo que hablas.
      Sigue el consejo del artículo y cállate la boca, y ofenderás menos

      Eliminar
    2. Mae mía qué paja mental. De hecho ni he llegado a entender muy bien lo que quieres decir, pero lo que atisbo no me gusta nada, así que prefiero que no lo aclares.

      Eliminar
  9. No estoy de acuerdo con esto. ¿Acaso la gente que sale de una depresión, de una relación de maltrato, del paro o del sobrepeso lo hacen por casualidad?¿Por suerte? No amigos, ni con el dinero de sus papis ni el convencimiento de su entorno. Lo consiguen adoptando soluciones, entendiendo la dinámica de su problema y arreglando los errores. Yo he salido de la depresión, de una relación de maltrato, del paro y de la baja forma física, por eso me permito opinar. La razón por la que no solucionamos nuestros problemas somos nosotros mismos, nuestras convicciones, esas que no dejan sitio a las soluciones. He sido una persona deprimida porque me pedía cosas que no me hacían feliz, porque no conocía alternativa o no me sentía con fuerzas . También he soportado una relación negativa hasta que encontre la alternativa y la fe en mi persona, cuando deje de sentirme culpable según un criterio que me vino impuesto y que no me satisfacía. Cuando monté mi negocio me fue mejor que en los 17 trabajos que tuve anteriormente y entendí que en mis anteriores trabajos no todas mis ideas y soluciones eran entendidas. La experiencia emprendiendo me demostró que hay soluciones y posibilidades por doquier, pero estamos rellenados con conflictos y autocompasión. Que nuestras convicciones son las que nos condenan a las vidas que tenemos, a cada uno con la suya. Seguro que podrías escribir un articulo sobre gente que nunca solucionará sus problemas, aunque a su alrededor esté la solución, porque son hijos del problema, cuando se hagan adultos, padres de su vida, responsables, lo solucionarán. Y ahora acabo de despedir a una clienta respondiendole "no, no hay que aguantar lo que hay, hay que disfrutar lo que hay!" , y mejorarlo, pero eso ya ella lo sabía, que es una persona trabajadora, integrada, madre y esposa. https://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_de_aceptaci%C3%B3n_y_compromiso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma ya, testimonio habemus. Es gracioso, porque me pasas un enlace de Wikipedia pero tu basurita individualista podría terminar con una link a una empresa de coaching, a una secta religiosa o al libro de un gurú. Así de genérica es.

      Lo de que "hay que disfrutar lo que hay" espero sinceramente que un día se lo digas a alguien lo bastante cabreado como para soltarte un buen sopapo y que bajes a la realidad.

      En fin. A culpar a la víctima a otra parte, gracias.

      Eliminar
  10. Creo que los ejemplos son muy particulares y deberíais dejar de prestar tanta atención a los mismos, ya que el peso del artículo, a mi entender, no se encuentra en ellos.

    Si se me permite la expresión: Dejad de mirar el dedo.

    Buen post!

    ResponderEliminar
  11. Buen artículo y sin embargo yo siempre tiendo a creer que un entendimiento del concepto de igualdad solucionaría gran parte de los problemas que nos afectan como sociedad.

    Estoy de acuerdo en que cada caso individual es un mundo y un contexto distinto que requiere diferentes abordajes, pero no puedo evitar seguir pensando que a nivel de sociedad, la solución a la mayoría de los problemas es simple y se encuentra en la educación en valores como la igualdad o la solidaridad. A veces la cuestión no es solamente que actúe el afectado sino que actúe su entorno, es decir, el resto de personas a su alrededor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, mi artículo no se enfoca en la solución del problema sino en dar una guía de conducta para el iluminado de turno que pretende haberla encontrado tras pensarlo medio segundo. Para solucionar los problemas en sí desde luego que es necesaria la acción colectiva.

      Eliminar
  12. Totalmente de acuerdo contigo , la personas siempre juzgamos ,es lo fácil,en vez de pensar cómo has llegado a esa situación,porqué no sales?? está claro que todo el mundo quiere hacer una vida normal y ser feliz,entonces por que en vez de juzgar a la ligera,no nos acercamos a preguntar qué te pasa,cuales son tus miedos?? . Sinceramnte opino que si nos acercaramos más a las personas y nos preucuparamos más en vez de hablar por hablar el mundo sería difetente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es eso exactamente, esa necesidad de juzgar y sentenciar en vez de acercarte, empatizar y comprender. Es más importante oír tu voz opinando fuerte que decir algo importante o útil.

      Eliminar
  13. Respeto el trabajo y el tiempo invertido en esta entrada pero no coincido con el contenido.
    Se trata, sinceramente a mi juicio, de un comentario bastante mediocre.

    Obviamente, ser simplista con las soluciones no aporta valor añadido para cambiar la situación, pero es que callar, como sugieres, lo hace aún menos al invisibilizar el problema y coartar la libertad de expresión.
    Cuando otros llevan a cabo este tipo de comentarios no están implicados realmente en la complejidad del asunto, pero sí que promueven en su interlocutor una respuesta importante: la proactividad; la actitud propia de quien hace lo necesario para lograr lo que se propone.

    Decirle a una persona con sobrepeso que mediante el ejercicio y la dieta se adelgaza, no es un problema. Lo que sucede es que si la otra persona no hace dieta y ejercicio será porque algo lo dificulta o impide. Desde la toma de decisión, los problemas indirectos o la mala organización. Se trata de afrontar las autolimitaciones de quien tiene el problema para ayudarlo/a mediante una conversación en la que se estudien las alternativas y la motivación; y no en callarse y dejar que cada palo aguante su vela.
    Te sugiero acercarte al coaching y la PNL para esto mismo.

    Qué entrada tan desacertada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me vas a dar soluciones ridículas y que no funcionan mejor recomiéndame el bálsamo de Fierabrás. Sirve para lo mismo que la PNL pero al menos compramos producto nacional.

      "Se trata de afrontar las autolimitaciones de quien tiene el problema para ayudarlo/a mediante una conversación en la que se estudien las alternativas y la motivación; y no en callarse y dejar que cada palo aguante su vela." ¿Y cuándo he recomendado yo no ayudar al que sufre? Yo lo que digo es que, si vas a decir tonterías obvias, no abras la boca. Estoy muy a favor de hablar con quien tiene el problema y, mediante la empatía y sin forzar, tratar de encontrar una salida.

      Ah, y no, los comentarios simplistas no hacen que el interlocutor sea proactivo, sino que se sienta insultado y aún más machacado e incapaz de salir de su mierda.

      Eliminar
  14. Hoy estoy espeso y no he acabado de entender bien el artículo.
    Veamos, no hay que ser simplistas a la hora de enfocar el problema de otros, pero tu puedes simplificar las categorías que con cuatro ya nos basta. (Echo de menos a los yonkis, que ellos también tienen su corazoncito y su frase banal: Deja de drogarte. ¿Tienes algo contra ellos?).
    Las frases son banales, pero ojo, tu puedes mezclar sin problemas situaciones que atañen al propio indivíduo, con otras que dependen de factores externos, como bien ya te han apuntado anteriormente.
    Quien emite frases simples no tiene en cuenta la complejidad de las situaciones y/o emociones de quienes sufren esos problemas y bla bla bla, sin embargo ninguna de esas personas sería capaz de solucionar su problema dejando de comer o abriendo la puerta y yéndose, ¿es cierto?
    Un abrazo y ánimo para el próximo artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se llaman ejemplos y os están escociendo muchísimo, ¿eh? Ya que tanto te interesa, puse los cuatro que primero se me ocurrieron porque me parecieron suficientes.

      Te voy a desvelar una cosa. Algo que te va a dejar flipando, pero creo que tienes ya una edad para saberlo. Espero que la impresión te deje dormir. Ahí te va: todas las situaciones de la vida atañen a los individuos que las sufren y, a la vez, dependen de factores externos, por lo que separar ambos tipos de casos es absurdo. Sé que te va a costar asumirlo, pero debes intentarlo.

      Eliminar
  15. frase para enmarcar...

    "En cuanto a la humildad, muchas veces estos consejos se dan desde una atalaya de orgullo que sólo puede estar construida por ladrillos de ignorancia"

    pero el articulo, en general, esta genial desde la primera hasta la ultima letra. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  16. Llevo varios años sufriendo ansiedad, y ahora mismo estoy en tratamiento de psicoterapia. Dominar la ansiedad es una lucha constante contra un enemigo que, tarde o temprano, regresa. Tiene uno que aprender a usar todo tipo de armas para luchar contra ese enemigo, y a la vez aceptar muchas cosas de la vida y de uno mismo. Cosas que cuesta mucho asumir. No hay soluciones rápidas ni sencillas; la batalla debe librarse cada día, con valor y sobre todo con mucha paciencia. En mi opinión, el autor de esta entrada tiene toda la razón. Hay que ser un poco modesto. Las personas que de verdad ayudan son las que saben escuchar, no aquellas que te arreglan la vida en un momento y que sólo saben darte más y más consejos pero que ni siquiera hacen el esfuerzo de ponerse en tu lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo también ansiedad, así que me veo perfectamente reflejado en lo que dices. Y las personas que más me han ayudado son, qué cosas, las que sufren la misma mierda y pueden empatizar mejor conmigo. Los listos, por el contrario, sólo molestan.

      Eliminar
  17. En España gana el PP


    Monster kill!!!

    ResponderEliminar
  18. Nadie es culpable de nada. Todos somos fruto de las circunstancias. Creemos decidir libremente, pero solo es una impresion, y se debe a que no somos conscientes de todos nuestros procesos mentales. Todas las decisiones que has tomado en tu vida se deben a la interaccion de diversas fuerzas que actuan sobre ti. Tu cultura te condiciona, tu crianza, las disposiciones organicas de tu cerebro, tus vivencias pasadas, tu estado de animo, los estimulos presentes en el momento de decidir. No somos libres. No somos culpables, nunca, de nada. La culpa es un mecanismo psicosocial, que obra para ajustar la conducta de los individuos, es ncesario, pero no existe en realidad, es una ficcion util, como el valor del dinero. A algunas personas, un consejo simplon de estos les puede ayudar, no por que les diga nada nuevo sino porque les da animo, les empuja a tomar unas decisiones y no otras, a enfrentarse a unos problemas que desde luego son mas complejos. El consejo, repetido hasta el aburrimiento es "presion social". La presion social es una de esas fuerzas que actuan sobre ti quieras o no, y te mueve en esa direccion . A no ser que te espachurres entre esa presion y las otras fuerzas condicionantes que te empujan en direccion contraria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda justificación más alambicada de los consejos simplones. Al menos es original.

      Eliminar
    2. Podrías terminar antes diciendo que esos consejos funcionan porque te sale del nabo :D

      Y no te lo tomes a mal, ni mucho menos, pero si es así, respira tranquilo y cálmate.

      Eliminar
    3. Mira macho! He respirado hondo y ahora estoy mareado ademas de enfadado xD. Me voy a aplicar la ley anticonsejos. Pero la ley que ninguno os podéis dejar de aplicar, ni queriendo, es la ley de causalidad.

      Eliminar
  19. He estado en ambas situaciones, en la del listillo que formula panaceas sin tener en cuenta para nada las circunstancias de la persona, y en la de tener que escuchar "consejos" a gente que sólo se preocupaba por oir su propia voz y no por lo que yo estaba pasando en ese momento. Así que sólo puedo estar de acuerdo con este artículo, y añado: si no os importa ser insensibles y sordos, al menos, que os importe no quedar como unos completos estúpidos. Y si queréis ayudar, o simplemente saber por qué tal persona no hace X cosa, podéis preguntar, aunque entendiendo siempre que la otra persona no tiene la obligación ni de contestaros ni de hablar de sus circunstancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creía que había respondido este comentario... En fin, me pongo a ello. Yo creo que no he estado nunca en el lado del listo que todo lo sabe, pero sí en el de que recibe consejos por peso y por situación laboral sobre todo. Me parece interesante el enfoque que planteas, lo de que si no te importa ser un insensible al menos que te importe no parecer estúpido. Es exactamente la idea, creo.

      Eliminar
  20. Otro ejemplo: soy superviviente de incesto. Hace unos años tenia estrés post-traumatico brutal, ansiedad, depresión, pesadillas, y todo lo que se te ocurra. ¿Y que me decia la gente cuando intentaba hablar con alguien para desahogarme un poco? Que lo estaba pasando mal por mi culpa, porque "eso fue hace mucho tiempo, tienes que superar el pasado, perdona y olvida". Que tiene más gracia porque precisamente el principal sintoma del estrés post-traumatico son los flasbacks y las pesadillas. No es que no quisiera olvidar, es que no podia. Pero incluso la terapeuta que veia entonces me dijo que estaba deprimida porque "soy muy negativa".

    La semana pasada me llamó una amiga para decirme que se quiere suicidar porque su novio la maltrata y no aguanta más. No le dije que es una quejica, le ofrecí mi sofá para que pudiese marcharse de su casa. Eso es ayudar.

    No quiso venir porque cree que puede hacer que cambie, pero eso es otra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía. "Tu malestar me molesta, deja de tenerlo". Qué asco, qué ASCO. Creo que no puedo decir nada más...

      Eliminar
  21. Hola
    He disfrutado leyendo tu trabajo.
    Solo quería comentar lo que creo que es un ejemplo de esto aplicado a la gente que dice a los fumadores las típicas frases. Nose porque fumas, dejar de fumar si es fácil, no entiendo que le ves al tabaco! Blablabla
    Aaa y decir que yo he sido fumador o mas bien drogadicto.
    Estas frases pueden tener toda la buena voluntad del mundo , pero como dice el artículo aveces es mejor callar.
    Básicamente porque el fumador tiene un paja mental, lavado de cerebro muy profunda.y piensa o asocia que el tabaco le ayuda tanto para momentos buenos y malos. Así es nos ayuda fumar,tanto para el estrés del trabajo como para tomarse tranquilamente una caña, una droga mágica no crees ;).
    No es fácil de entender o ponerse en situación para un no fumador, yo creo que es imposible.Pero explicare de otra forma para que se vea la complejidad de algo tan simple.otro consejo q se suele dar; pues fuma menos! Y todo el mundo dira Joder q bien.se alegra si reduces cigarrillos y fumes menos. Cosa buena obviamente pero explicare porque esta mal.
    Equivocadamente se cree que cuanto menos fumes, menos ganas tendrás de fumar.
    Es justo lo contrario ya que mas tiempo pasara entre cigarrillo, y mas tiempo aguantara el mono,mas le gustara ese cigarrillo y mas sentido tendrá fumar porque alivara un mayor periodo de dependencia.llegando a creer mas firmemente que lo necesita.y puede q mas infeliz porque estarás mas tiempo sin tu "amigo" el tabaco.
    Doy fe.

    Solo tenia q decir eso picha!
    Otra cosa las comparaciones son odiosas.
    Pero para el que no entienda la drogodependencia a una sustancia, que se ponga en la tesitura de que le quiten el móvil haber cuanto aguanta. A y que te digan que es perjudicial para tu salud, aunque puede q para los espermatozoides ya lo sea tu movil.pero q mas da si tengo muchos!! Q casualidad.
    Es mas imaginarte que ahora sale un estudio que dice que que el móvil puede producir cáncer de dedo corazon.estadías dispuesto a dejar de wasapear con tus friends! Por perder tu dedo corazon y poder volver mandar tomar por culo a alguien.
    Ahí lo dejo, dedo corazon.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Me alegro de que te haya gustado y me apunto la comparación.

      Eliminar
  22. Ya me preguntaba cuánto tardarías en aparecer. Como ves, he leído el post que me recomendaste^^ Muy probablemente tengas razón, hay situaciones en las que no debería entrar pues no estoy preparada para ellas, te sorprenderá saber que, humanamente, no estamos preparados para todo (Supongo que algo similar les debió pasar a los otros 8-9 profesionales que tb fallaron antes)

    Nos encontramos pues ante una duda caracterológica que se establece en la base, es el sesgo del profesional el único agente implicado en el fracaso o es más bien la desidia que trae el paciente en ocasiones a consulta y el complejo ególatra con el que se vive dicha condición las que desfavorecen el tratamiento?(además de las interferencias que genera el terapeuta con sus sesgos está claro)

    Supongo que la respuesta acertada es que no hay una respuesta absoluta dado que la idiosincrasia de cada caso es genuina de los agentes activos del mismo pero aún así, es probable que no coincidas. Indistintamente de ello, como siempre he dicho lo fundamental es encontrar una vida que valga la pena vivirla dignamente. Si vas por una autopista en la que ves que todos los coches van en tu contra es probable que te hayas confundido de dirección, aunque lo tentador es suponer que no es tu culpa.

    Para concluir diré que el profesional que no acepta el fracaso como parte indispensable del proceso, no está preparado para aceptarlo y de ello suele surgir la preponderancia de la que en algunos comentarios se habla. No creo que ese haya sido el precipitante del asunto en cuestión ni quiero entrar a ser reduccionista tratando de explicarlo por la cantidad de aspectos a tener en cuenta.
    Saludos a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Er... ¿y vosotros estáis seguros de que los comentarios de un blog son el lugar apropiado para discutir este tema?

      Eliminar