sábado, 30 de septiembre de 2017

Degradación

Mañana es el gran día. ¿Se votará? ¿No se votará? ¿Abrirán los colegios gracias a los bomberos? ¿Los cerrarán los mossos? ¿Y qué pasará después? El tema del referéndum de independencia catalán está de moda. Incluso yo, que hace semanas que me confesaba aburrido del asunto y decía que estaba voluntariamente desinformado, he acabado leyendo sobre el tema y opinando. Esta entrada no pretende ser más que un volcado general de todas las ideas que tengo al respecto.

Lo primero que tenemos que recordar es que el referéndum es ilegal. Éste es el marco del que debe partir todo análisis: la ilegalidad del referéndum (y de todo el proceso de independencia) es meridiana, tanto a la luz del derecho español como del internacional. Podemos desear que las cosas fueran de otra manera, pero en serio que no hay debate al respecto. Por centrarnos solo en la Constitución española, el artículo 149.1.32ª recoge la competencia exclusiva del Estado para convocar referendos, por lo que toda la normativa catalana que contradice este precepto es nula (1). Y no hay mucho más que decir: la norma es clara y tajante.

A partir de ahí podemos, claro, opinar. Y yo opino que el citado artículo 149.1.32ª es una barbaridad antidemocrática. Considero que el referéndum es una herramienta útil, aunque no la panacea, y que es bastante ridículo que una Constitución prohíba que una autoridad democrática (sea regional o municipal) consulte a su pueblo sobre los temas que desee. En mi opinión el artículo 149.1.32ª CE sobra por completo y se le debería conceder a las Comunidades Autónomas y a los municipios el derecho a organizar referendos.

Entonces tenemos claro que el referéndum catalán es ilegal. Pero ¿es delito? Es decir, ¿sus convocantes se enfrentan a una pena? Lo primero que tenemos que decir es que no hay un delito de referéndum ilegal. Lo hubo,  durante un breve periodo de tiempo: en 2003 Aznar introdujo un artículo en el Código Penal, el 506 bis, que castigaba a los funcionarios que convocaran un referéndum sin tener competencias para ello (prisión de 3 a 5 años) o que colaboraran con el mismo (prisión de 1 a 3 años). No duró mucho: en 2005 Zapatero lo quitó.

Sin embargo, eso no significa que la actuación de Puigdemont y demás sea penalmente irrelevante. De hecho, el registro de diversas sedes del Gobierno catalán y la requisa de papeletas se han hecho a instancias de un juez, aunque no se puede saber qué delitos se están considerando porque el sumario es secreto. Mi apuesta es que van a usar tipos penales genéricos, como prevaricación (dictado de actos administrativos ilegales), malversación (uso de dinero público para fines inapropiados) y desobediencia. Los promotores del referéndum no acabarán imputados por ningún macrodelito de nombre rimbombante, como rebelión o traición, sino por varios tipos penales más comunes.

Así que el estado de la cuestión es que tenemos un referéndum ilegal sobre cuyos convocantes hay fundadas sospechas de que están cometiendo algún delito. Ante esto, el Estado podría haber optado por diversas soluciones más o menos dialogadas, legales o efectivas. Pero claro, si hemos llegado hasta este punto es porque mucha voluntad de diálogo no hay. Y este gobierno nunca se ha caracterizado por su afán por defender la legalidad o por su ímpetu y efectividad. Más bien es de dejar que los problemas se arreglen solos o bien que se pudran hasta que dejen de oler. Y eso es lo que han hecho en el caso de Cataluña.

Es importante reseñar que el Gobierno tenía una herramienta para intervenir. Nos referimos al famoso artículo 155 CE, que habla del caso en que una Comunidad Autónoma no cumple sus obligaciones legales o actúa contra el interés general de España. No creo que haya que argumentar demasiado para entender que un referéndum secesionista entra en ambos supuestos, la verdad. Una vez que estamos en este caso, el Gobierno debe requerir al presidente de la Comunidad Autónoma que vuelva al orden. Si éste no le hace caso, le puede pedir al Senado (2) que le autorice a tomar medidas.

¿Qué medidas? Las que sea. La Constitución no lo dice: simplemente habla de “las medidas necesarias” para que se cumpla la ley o para proteger el interés general. Se puede suspender la autonomía, se puede destituir a cargos electos, se pueden congelar las cuentas, se puede hacer lo que sea. ¿Y sacar los tanques a la calle? Pues lo cierto es que la Constitución no lo prohíbe, pero yo me inclinaría por pensar que una medida tan radical requiere de la declaración de un estado de excepción, que ya es algo más grave. Al fin y al cabo, esperamos cierta proporcionalidad de nuestros gobernantes, y el artículo 155 CE ya permite que el Gobierno le dé instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas. Solo si la crisis no se puede resolver así estaría justificada una intervención militar.

Por supuesto, el Gobierno no ha hecho nada de esto. A Mariano Rajoy no le gusta demasiado lo de operar en público, con luz y taquígrafos y diciendo lo que va a hacer. Prefiere trabajar por detrás. Así, han aplicado medidas oscuras, como una intervención de las cuentas de la Generalitat. También se dijo que el Gobierno tomaba el control de los Mossos: luego resultó que no era así (3), pero el empeño de toda la prensa en sacarlo en primera plana tuvo el efecto deseado. Al final, lo que tenemos es a un Gobierno retirando competencias de tapadillo para no enfrentarse a un debate parlamentario.

Lo que está pasando en el resto de España es también deprimente. El Gobierno y sus afines han conseguido convertir un tema de reclamaciones territoriales en un asunto de derechos civiles. Lo vimos, por ejemplo, en la prohibición por parte de un juez de que en Madrid se celebrara un acto pro-referéndum. Ojo, no se trata del propietario de una sala de reuniones que dice que en su local no se hace nada de eso (de lo cual es muy dueño), sino de un juez prohibiendo que se realice un acto político con la excusa de que lo que se va a reivindicar está prohibido por la Constitución. Pues estaríamos buenos si solo pudiéramos pedir las cosas que caben dentro de tan sagrado texto, ¿no? (4)

Y claro, este ambiente de crispación se traslada a la calle. El nacionalismo catalán y el español se retroalimentan mutuamente, en una espiral de vergüenza ajena a la cual no puedo más que asombrarme. Por ejemplo, tenemos al PP de Madrid promoviendo juras de bandera masivas para contrarrestar el independentismo, en una especie de pensamiento mágico bien curioso. Y luego está cuando el asunto pasa a niveles delictivos, como el botellazo que le dieron a la presidenta de las Cortes aragonesas cuando salió de la asamblea de cargos públicos convocada por Podemos.

Quizás lo más preocupante de todo este asunto sea el tema de la Guardia Civil. Esta semana hemos podido ver vídeos de la partida de distintas dotaciones de picoletos que van a estar en Cataluña hasta la semana que viene. Deprimente. Pequeñas multitudes despidiéndoles entre aplausos, gritos de “A por ellos” y de “Hostias como panes”, honores militares promovidos desde arriba, gritos y cánticos fascistas, presencia de cargos públicos como la subdelegada del Gobierno en Huelva… toda una serie de imágenes patéticas.

Y sí, digo patéticas, porque viéndolas parece que se van a conquistar un país enemigo en vez de a cumplir una resolución judicial. Dada la gran cantidad de gente que les vitorea y les llama valientes, uno podría creer que están en riesgo de sufrir un daño mayor que el de no dormir bien por no estar acostumbrados a la almohada. Les han despedido con compañeros en formación, aplausos y gritos de ánimo, como si se fueran a enfrentar con gente armada, pero su objetivo no es más que conseguir que permanezcan cerrados unos locales que deben permanecer cerrados. Es ahí, en esa disparidad entre su labor real y la forma de tratarlos, donde reside el patetismo.

Veo también revanchismo y odio. Gente que de verdad ve el mundo en blancos y negros, con los separatistas enfrente como si fueran una especie de enemigo maléfico en vez de personas de lo más normal. Gente que quiere que vuelva a haber “orden”, que de verdad desea ver tanques por la Diagonal y que le cuenten que todo se ha disuelto a hostias. Gente que no estará feliz hasta que no haya muertos. Gente, en definitiva, que saca a pasear al ultraderechista que lleva dentro y que ha estado décadas medio agazapado.

Intentan convencerte de que no es así, pero no cuela. Hoy mismo he podido leer que en el fútbol también se grita “¡A por ellos!” y eso no quiere decir que se desee la muerte del adversario, sino su derrota. Pero precisamente a eso voy. A que esa épica de baratillo va de victorias y derrotas, de aliados y enemigos, de buenos y malos. Y eso es muy peligroso, porque supone confundir a un cuerpo policial (como es la Guardia Civil, por mucha estructura militar que tenga) con una fuerza militar. No podemos permitirlo.

Este artículo me ha quedado más largo que un día sin pan, así que voy terminándolo. Me parece que el proceso catalán no va a ir a ninguna parte: aunque se vote, salga el “Sí” y haya una DUI, las autoridades catalanas no tienen capacidad para ejecutar esa decisión y suerte tendrán si no acaban detenidas. También creo que en un referéndum pactado, con garantías y celebrado en un clima de normalidad saldría un “No” rotundo: el Gobierno es una máquina de generar independentistas.

Al final, mi deseo ante esta incertidumbre es muy simple: que el 1 de octubre termine sin que tengamos que lamentar desgracias. También iba a poner “y que todo vuelva a la normalidad”, pero eso no va a pasar. Porque los diferentes puntos que he ido analizando en este artículo dan una sensación de irreversibilidad. De degradación permanente de nuestros derechos. España nunca ha sido un país muy democrático, pero después de esto, con los fachas envalentonados, las caretas quitadas y el Gobierno traspasando líneas rojas, va a ser peor que nunca.

No me extraña que una parte sustancial de los catalanes quieran independencia. No me extraña nada.





(1) Analizar la situación en el plano del Derecho internacional se comería el resto de la entrada. Valga decir dos cosas: que internacionalmente el derecho de autodeterminación se reconoce a colonias en el más puro sentido de la palabra y que en España los tratados internacionales están por debajo de la Constitución. Esto último quiere decir que ninguna autoridad española está obligada a cumplir un tratado si dicho cumplimiento va contra la Constitución, sin perjuicio de que luego España tenga que afrontar responsabilidades en el plano internacional.

(2) Es casi la única competencia del Senado en la cual no tiene primacía el Congreso. Una cosa sobre la que planean dudas (el texto constitucional no es claro) es si el Senado debe autorizar cada medida o, por el contrario, otorga al Gobierno una habilitación general para que haga lo necesario. Sea como sea, el PP tiene mayoría absoluta en esta Cámara.

(3) Lo que pasó fue que se constituyó un mando unificado de las diferentes policías implicadas en la operación contra el referéndum, y la dirección recayó en el Estado. Se trata de un procedimiento previsto para cuando en una misma causa coinciden policías estatales y autonómicas.

(4) Esta prohibición tuvo eco en la decisión que tomó días después la Diputación de Zaragoza de denegar el uso de sus locales para la asamblea de cargos convocada por UP. Pese a que el criterio final venía a ser un “el local es nuestro y se lo cedemos a quien queremos” (cosa que, como digo, no tiene mayor discusión), trataba de vestirlo con el pseudoargumento jurídico del juez de Madrid.






¿Te ha gustado esta entrada? ¿Quieres ayudar a que este blog siga adelante? Puedes convertirte en mi mecenas en la página de Patreon de Así Habló Cicerón. A cambio podrás leer las entradas antes de que se publiquen, recibirás PDFs con recopilaciones de las mismas y otras recompensas. Si no puedes o no quieres hacer un pago mensual pero aun así sigues queriendo apoyar este proyecto, en esta misma página a la derecha tienes un botón de PayPal para que dones lo que te apetezca. ¡Muchas gracias!

42 comentarios:

  1. Muy parcial tu artículo, no escatimas esfuerzos en sacar las vergüenzas de los españolistas (fachas, violentos,, antidemocráticos...) y ninguna crítica a los secesionistas.

    La izquierda de este país me parece esquizofrénica. Siempre reclamando el reparto justo de la riqueza, para luego apoyar o simpatizar con la posibilidad de que una parte rica de tu país se independice para no repartir lo que le corresponde.

    Porque no es otra cosa que la rebelión de los ricos, adornada con variadas escusas de diferencias culturales o decir sentirse muy ofendidos porque alguno que otro les llama "polacos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un artículo de opinión parcial? ¿Qué será lo siguiente? ¿Agua que moja?

      Eliminar
    2. ¡Excelencia! ¡Qué gusto verle por aquí!

      Hablando un poco menos en broma, ahora ser de izquierdas es pretender decir que atacar a niños y ancianos indefensos, está mal. No sé cómo se nos ocurre. ¡En el momento que se han atrevido a cuestionar la unidad de Esppppaña, son criminales de estado y merecen que se les apalee hasta morir, aaaaaaaarrrrrrggggh...!

      En fin. A mí sí me ha parecido un buen artículo y me ha ayudado a comprender mejor la situación. Gracias.

      Eliminar
    3. Me alegro de que te haya gustado ^^

      Eliminar
    4. La rebelión de los ricos dice, no sabes el hambre que yo he pasado durante la crisis, meses comiendo un plato de arroz hervido una vez al dia.

      Eliminar
  2. Parcial e incoherente. Un izquierdista como tú, mirando con buenos ojos que los ricos se vayan por su cuenta para no repartir entre los parias.

    Luego eso sí, que el impuesto de sucesiones está de puta madre porque reparte la riqueza. Con dos huevos.

    Vaya comunista de habas que estás hecho... Pero no te preocupes, que como tú hay millones. Qué triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "comunista de habas" me ha dado hambre. Me voy a comer. Chau.

      Eliminar
  3. Escurrir el bulto y salirse por la tangente. Descripción gráfica...

    ResponderEliminar
  4. No entiendo que se pidan críticas para ambos lados cuando la posibilidad de un gobierno totalitario es muchísimo más preocupante. Pero viendo los comentarios no puedo más que preocuparme ya que lo han conseguido, han construído una película de malos y buenos, esas películas donde a uno no le importa cuando le pegan un tiro al malo porque ¡es el malo! ¿para qué pararse a pensar que mañana el malo podemos ser nosotros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eso de "posibilidad de un gobierno totalitario" por quién va?

      ¿Por quiénes quieren impedir un referéndum, o por quienes quieren apropiarse de una tierra haciendo extranjeros a los que viven fuera de ella en ese momento?

      De votar en referéndum, en todo caso, no deberían hacerlo todos los afectados? Es decir... Todos los españoles?

      Eliminar
    2. ¿Referéndums donde votasen los ciudadanos de la parte del estado del que se va a independizar? 0

      Comó siempre España en la modernidad en lo que a la democracia se refiere, a innovar no nos gana nadie

      Eliminar
    3. El gobierno que más tanques tenga para apoyar sus pasos es el que más miedo da, es una ecuación sencilla.

      Eliminar
    4. A ver, evidentemente ambos bandos merecen críticas, pero a mi entender quien tiene más responsabilidad (y quien lo ha hecho peor) es el Gobierno. Dicho esto, a Gengis ya le han contestado de sobra, así que no agrego nada más.

      Eliminar
  5. enrique casademunt1 de octubre de 2017, 13:29

    Tu no sabes lo que es convivir con vecinos independentistas ( nacidos fuera de cataluña encima ) diciéndote que cuando se independicen te vas a tener que ir o te pueden pasar "cosas".
    Qué fácil opinar flowerpower desde la distancia y a los que vivimos aquí que nos den y ya de paso fachas.

    Este país ha enloquecido, no hay por dónde cogerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué vecinos más molestos, los de la familia Invent.

      Eliminar
    2. Evidentemente con las cargas de hoy se ha solucionado todo lo que mencionas. ¡¡Bravo!! Mañana será un nuevo día y una nueva vida comienza.

      Eliminar
    3. Te has quitado la careta con este post y tus comentarios

      Eliminar
    4. ¿Llevaba puesta una careta? Primera noticia.

      Eliminar
  6. Orden judicial de retirar las urnas. Gente delante impide a la policía llevárselas. La policía avisa para que se aparten. La gente hace caso omiso. La policía usa la violencia para cumplir las órdenes judiciales.

    Qué esperaban que iba a pasar? Pues lo que ha pasado. Y les viene de perlas, para hacerse las víctimas, como siempre.

    El nacionalismo catalán es victimista, Puigdemont ha echado esa carta y Rajoy ha entrado al trapo. Ahora a llorar de lo malos que son los españoles, y pobrecitos catalanes indepes, a pesar de que los muy inocentes "sólo querían votar" (votar que al resto de españoles les quiten un trozo de su país sin que puedan decidir nada, que sólo votan quienes han sido paridos en Cataluña).

    Se pueden meter esa democracia por donde les quepa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sí, hombre, si ya sabemos que apalear a resistentes pacíficos, tirar a gente por las escaleras y golpear a heridos que van en busca de asistencia médica es lo que hay que hacer para que salga victorioso el Estado de Derecho. Los 800 heridos se lo merecían, cómo no.

      Por cierto, me encantaría que pusieras un ejemplo de referéndum independentista donde votan también los ciudadanos del Estado que va a sufrir la independencia. Ah, que no hay. Que la lógica de esos procesos es otra. Ya veo.

      Eliminar
    2. Claro, porque permitir la votación y después anularla diciendo que era ilegal y ya está, era demasiado sencillo. Era mejor cargar y golpear a gente indefensa y desarmada, que levantaba las manos para mostrar que no tenían ningún arma y que eran pacíficos.


      "El hombre que pega primero, ha demostrado que sus ideas no valen". Proverbio chino.

      Eliminar
  7. "Resistentes pacíficos", más resistentes que pacíficos. Vamos, que si no hay violencia, resisten y no se cumple la resolución judicial. Así que al final hay que empujarlos, algunos se caen por las escaleras, etc. Pues claro que sí, Mr. Obvious!

    A tí te dará igual que te planten fronteras en la cara. Porque sí. Porque "ellos lo valen". A otros no nos da igual. A nosotros, los "fachas"...

    Viva la independencia de los ricos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Guardia Civil, que no tuvo otra opción que empujar a gente escaleras abajo. Y encima seguro que los servicios de suministro habían fallado y estaban sin cocaína T____T

      En realidad yo preferiría que no hubiera independencia, pero también me gusta que la gente vote. Y bueno, teniendo en cuenta que no hay posibilidad real de que una declaración de independencia salga adelante, vuestras proclamas épicas acerca de que la Policía está salvaguardando la unidad nacional son a) Ridículas y b) Efectivamente, fachas. No mejora que lo intentéis vestir de cuestión social.

      No te esfuerces en responder, porque ya me aburres y voy a empezar a borrarte comentarios. Chau :D

      Eliminar
  8. Degradación la suya, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tú de dónde vienes? ¿De Menéame?

      Eliminar
  9. Nunca me he metido mucho en politica, pero cuando mi padre era un niño, allá en extremadura, a mi abuelo lo escucharon en el bar hablando mal del alcalde, esa noche se lo llevó la guardia civil, y no lo vieron más. Debe seguir en una cuneta, de esas que no permiten abrir.

    Por eso, cuando vi que los kurdos votan, y a los catalanes nos tienen cercados por tierra mar y aire (cerraron el espacio aereo para que no se hicieran fotos de las colas de gente a votar), cuando vi que querian meter en la cárcel a 700 alcaldes, y hasta a las collas de casteller les han intervenido las cuentas hacienda, tenia que hacer algo. Por dignidad, derechos humanos, democracia, y porque si no los paramos aqui no se como vamos a acabar.

    El viernes a las 17h nos colamos en nuestro colegio electoral, porque si hay gente dentro no se puede precintar, tres dias encerrados, dos noches durmiendo en el suelo. Ayer nos cagamos de miedo viendo las imagenes que nos llegaban de otros colegios, sobretodo a la hora de cerrar, nos llegaron noticias de que por todo el barrio la GC estaba dando leña de la buena para llevarse las urnas, pero hasta que no se hizo el recuento, de alli no nos movimos. Tenia miedo de que la gente no se atreviese a venir, pero las colas daban la vuelta a la manzana todo el dia.

    Yo nunca he sido nacionalista, pero hoy estoy muy orgullosa de mi pueblo, el catalán; no me sabia nuestro himno, el segadors, pero lo he aprendido y lo canto con orgullo. Hoy puedo decir:

    ESPANYA, HEM VOTAT!

    ResponderEliminar
  10. "parece que se van a conquistar un país enemigo". Es que es eso, quieren que me sienta española y me tratan como a una extranjera. Yo no tengo ese problema porque tengo acento extremeño, pero toda la via mia amigos catalanes se han quejado que cuando viajan por españa en cuanto abren la boca la gente les mira con mala cara. A uno, en un restaurante le empezaron a gritar los de la mesa de al lado porque hablaba con su parejja en catalán. A una mujer, cogió un taxi cuando se bajó del avion, le sonó el telefono y se puso a hablar en catalán. El taxista paró, le tiró las maletas al suelo, y se fue dejandola tirada en mitad de una autopista (o autovia, o lo que sea).

    España es ese marido maltratador que, cuando le dices que ya no aguantas más, te contesta que "si me dejas, te mato".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gustan las comparaciones con la violencia de género. Aparte de eso, pues ya siento tu experiencia y la de tus amigos :/

      Eliminar
    2. Lamentablemente, experiencias desagradables por ser de otro sitio ocurren en los dos sentidos. Y es que tontos del culo los hay donde quiera que vayas. Lo cual, obviamente, no justifica ni la independencia, ni los antidisturbios; si acaso un esfuerzo en educación y entendimiento.
      De todas formas, el gobierno español ha gestionado esto tan mal que ahora mismo Rajoy es quien más ha hecho por la independencia de Cataluña.

      Eliminar
    3. Eso está claro, pero en este caso concreto me creo más lo de Liebreblanca que lo del tipo de arriba ;)

      Eliminar
    4. Normal. No porque sea más lógico, sino porque Liebreblanca es un ser coñado que tú, como buen pagafantas y planchabragas platinum Deluxe, tienes el deber de complacer.

      Eliminar
    5. Nah, porque me creo más la maldad cotidiana de quien grita en un restaurante o del taxista atrabiliario que a un supuesto vecino que amenaza de forma velada con pogromos antiespañolistas. Pero tú puedes seguir con tu fantasía. "Ser coñado". Anda que...

      Eliminar
    6. Te están dando por todos lados en este post, es más creíble un taxista echando a alguien en una autopista que una amenaza velada de un pueblerino claro claro.

      Eliminar
    7. Sí que me estáis dando, sí. Una tabarra importantísima, eso es lo que me estáis dando.

      Eliminar
  11. A mi el atentado de Barcelona no me pillo por 15 minutos. Estuve parada al principio de la Rambla poco antes de que pasase la furgoneta, por suerte me fui hacia Portal de l'Angel y no rambla hacia abajo. Luego entro en internet y tengo que leer, no una si no docenas de veces "tranquilos, que no han muerto personas, solo catalanes". Me siento super querida por españa. ¿Y cuando Shakira hizo una canción en catalán? Casi la crucifican, pero si canta en inglés a nadie le molesta.

    Hoy ha habido dos manifestaciones multitudonarias (que yo sepa) en la puerta de la guardia civil. En zaragoza 5000 personas, y en Salamanca 6000. ¿Para reprocharles su violencia contra gente pacifica, incluso ancianas? No, para darles las gracias. Las gracias, por partirles la cara a 900 catalanes. Y la noticia en fb tenia 9000 likes.

    No nos vamos, nos habeis hechado.

    (Claro que igual digo tonterias, que sabe de politica un ser coñado como yo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que os han (o hemos, no tengo muy claro a quién te refieres) echado es un poco injusto. Las manifestaciones que mencionas son posteriores al referendum en el que habéis dicho que os queréis marchar. También entiendo que este referendum es posterior a otras cosas que han ocurrido después de otras cosas...
      A lo que voy es a que no es tan sencillo como eso. La gestión del asunto que se está haciendo desde los distintos gobiernos es nefasta, y la comunicación del asunto que hacen los grandes medios es igual o peor.
      Parece como si alguien pensara que puede obtener algún beneficio de que nos llevemos mal. Qué idea más tonta, ¿verdad?

      Eliminar
    2. Las manifestaciones fueron después del referendum, pero todo lo demás fue antes. Ya por el 2006 nos hacian boicot por el tema del estatut, que todas las comunidades autonomas tienen, menos nosotros. Y es solo un ejemplo. Mi jefe tiene una casita en un pueblo de aragón y dice que solo se relaciona con unos vecinos que son italianos, los demás les miran mal por ser catalanes. Uno se cansa de pagar más impuestos que nadie, recibir menos en infraestructuras, que los politicos se pavoneen de haberse cargado tu sanidad, y encima la gente no te trata igual.

      La "fuga de capitales" me importa no un pimiento, un kilo de pimientos. He sido pobre toda mi vida en España, he pasado hambre en España, y no veia futuro ni para mi ni para mis hijos. Por primera vez en mucho tiempo tengo esperanzas. Si los primeros años son un poco duros, no me importa. Ningún pais a ido a la quiebra por independizarse.

      Eliminar
    3. Borro los comentarios del Anónimo por transfóbico, gilipollas y pesao.

      Eliminar
    4. https://es.wikipedia.org/wiki/Sentencia_del_Tribunal_Constitucional_sobre_el_Estatuto_de_Autonom%C3%ADa_de_Catalu%C3%B1a_de_2006

      Eliminar
    5. Ay, que sí, Carlitos, que sí.

      Eliminar
    6. Ya por el 2006 Cataluña tenía un estatut, y redactó uno nuevo, que es al que se respondió con boicot.
      Mi padre y mi hermano estuvieron en ese famoso establecimiento de Barcelona donde se niegan a hablarte en castellano, por muy educadamente que se lo pidas. Y era a principios de los noventa.
      Si alguien en Cataluña paga más impuestos que en Murcia es por el tramo autonómico. Si ahora se hacen menos infraestructuras en Cataluña es porque por ahí se empezó. La primera autopista de España se hizo en Cataluña.
      Las competencias en sanidad las tienen todas las comunidades autónomas. Quien se ha cargado la sanidad catalana son los políticos catalanes, que seguirán ahí con la independencia.
      Lamento mucho que lo hayas pasado mal. Pero creo que si te ha fallado el estado español, también lo hará el catalán. No se está hablando de formar una república socialista, ni siquiera de una socialdemocracia mejor. Simplemente de poner una frontera más. No creo que eso te ayude mucho, la verdad.

      Eliminar