martes, 10 de marzo de 2015

Cuando no es el lechero: qué hacer si vienen a detenerte

Hoy han detenido a 19 personas, acusadas de un delito contra las instituciones del Estado por haber interrumpido, el pasado 17 de febrero, el Pleno del Ayuntamiento de Moratalaz con consignas antidesahucios. Se ha montado un operativo peliculero, con lecheras llegando a todas las casas a la vez y demás. Dejando aparte el hecho de que esta detención es puro autoritarismo (detener a alguien es una medida excepcional, que no tiene sentido si, como en este caso, se trata de personas que están perfectamente identificadas) me ha dado por pensar que en realidad hay un desconocimiento total de cómo enfrentarse ante un hecho tan anormal como es la Policía llamando a tu puerta para arrestarte.

Tu casa es tu castillo. El lugar donde tú vives está protegido por el derecho a la intimidad: eres tú quien decide, en todo momento, hasta qué punto lo abres. Entrar en casa de otra persona, aunque sea sin ningún objetivo ilícito, es por sí mismo delito de allanamiento de morada. Esto se aplica a cualquier persona, incluso al dueño de la vivienda: si estás de alquiler, tu casero no puede entrar en el piso por mucho que éste sea de su propiedad, porque lo que se protege aquí es tu intimidad. Y, por supuesto, se aplica a la fuerza pública.

La Policía sólo puede entrar en tu casa en dos supuestos: delito flagrante (es decir, que lo estés cometiendo en ese momento desde la vivienda o te hayas metido en ella mientras eras perseguido) u orden judicial. En cualquier otro caso los policías son como los vampiros: sólo pueden entrar si tú se lo permites. Y, como los vampiros, tienes que tener clara una cosa: por muchos argumentos que empleen para convencerte no son tus amigos, no buscan tu bien y no quieren ayudarte. Si están tocando a tu puerta para detenerte tienes que protegerte como sea. ¿Cómo? Pues aquí van unos consejos, pensados para un caso como el de hoy, de delito no flagrante.

      1.- Si se presentan por las buenas pidiendo entrar, no se les abre la puerta. Si estás en cualquier clase de activismo (lo cual, hoy en día, significa estar en riesgo) conviene que dediques unos minutos a hablar con las personas con las que convives. Infórmales de sus derechos y pídeles por favor que no abran la puerta. Esto es importante: aunque en principio para que un tercero pueda entrar en una morada ajena es necesario el consentimiento de todos los habitantes, si algunos consienten y otros no la casuística es amplia. El Tribunal Constitucional ha afirmado, por ejemplo, que se puede entender que hay un pacto tácito por el cual todos los moradores toleran las entradas consentidas por los demás salvo casos de contraposición de intereses. Así que mejor que todos estén de acuerdo en este punto.

      2.- Si afirman que tienen orden judicial, se les pide que la enseñen. Se les puede por ejemplo abrir sólo la puerta con la cadena, o incluso abrirla por completo dejando claro, antes de abrir, que no se les permite pasar. Si te va a dar tranquilidad, graba la escena con el móvil sin decírselo. Revisa la orden judicial, verifica que es un mandamiento de entrada y registro y que se dicta contra ti. Si todo está en regla, no te va a quedar otra que ser detenido. En otro caso, devuélveselo y ciérrales la puerta.

      3.- Si no estás en tu casa: si estás en casa ajena, habla con la persona que te aloja sobre el punto 1. No eres morador y no puedes ejercer los derechos que le corresponden a éste.

      4.- Si vives en un edificio okupado, no hay grandes cambios. La okupación es un delito (usurpación) pero si ya ha cristalizado en una situación más o menos prolongada, la Policía no puede decidir unilateralmente que eso no es un domicilio y entrar para buscar a nadie.

      5.- Si eres menor de edad: tampoco hay grandes cambios. En general un menor de edad puede ejercer los derechos fundamentales que esté naturalmente capacitado para comprender, y desde luego si eres capaz de ir a manifestaciones y formar una conciencia política eres capaz de ejercer la inviolabilidad del domicilio. Según la LO de Protección Jurídica del Menor (artículo 9) tienes derecho a ser oído en cualquier procedimiento que te afecte.

      6.- Si al final te detienen: recuerda que como detenido tienes una serie de derechos. Darían para otra entrada, pero entre ellos se cuenta el de no estar privado de libertad más tiempo del necesario (y nunca más de 72 horas), al apoyo de un abogado, a la asistencia médica... De todas formas sobre esto no voy a insistir porque la casuística de malas prácticas y torturas que se han denunciado en las comisarías de toda España es muy amplia.

      7.- En todos los casos: sé cortés. No entres en juicios valorativos sobre la actividad policial, no discutas con ellos, no les insultes. No les des pie a que consideren, por ejemplo, que has cometido un delito de amenazas o calumnias, que en ese caso sería flagrante y les facultaría para entrar. Limítate a exigir tus derechos con voz tranquila y a negarte a abrir la puerta si no hay orden. Puede que te amenacen, que te digan que te van a acusar de desobediencia o de resistencia o que te van a aplicar la Ley Mordaza: ellos saben que no pueden hacerlo, que no abrirles la puerta entra dentro de tus derechos fundamentales. Por si acaso, documenta en lo posible toda la situación, con el móvil o con testigos.

Y eso es todo, más o menos. Recuerda siempre que, si vienen a tu casa, los policías, como los vampiros, son tus enemigos. Y, como los vampiros, tienen que quedarse fuera.


[ADDENDA: ¿Y todo esto para qué? Añadido el 10/03/2015 a las 23:58]: Una cosa que se me ha olvidado decir, y que creo que puede ser objeto de una duda legítima más allá de las preguntas capciosas de los trolls, es para qué vale todo esto. Bueno, esto vale sobre todo para ganar tiempo. Unas horas durante las cuales puedes llamar a un abogado y presentarte con él en la comisaría que te convenga para que allí realicen las diligencias que tengan que realizarse. Poner en orden tus asuntos y prepararte para unas horas de privación de libertad, que lo mismo ni se producen. Que no es ni de lejos lo mismo que acabar en una celda sin terminar de desayunar.

[ADDENDA 2 (añadido el 11/03/2015 a las 17:24)] Como Menéame es un medio que me da asco sincero y como no tengo ganas de aguantar gilipolleces, los comentarios de esta entrada quedan cerrados hasta dentro de unas horas que se caiga de portada.



43 comentarios:

  1. Si la policía llama a la puerta para detenerte, lo mejor que puedes hacer es irte con ellos.

    ¿Qué piensas? ¿Qué si no les abres la puerta, se van y se olvidan de ti, como si fuesen Testigos de Jehová? Mucho peor es que te pillen en la calle (que te pillarán) y te detengan de forma mucho menos discreta y con bastante más cabreo por su parte por hacerles esperar y darles más trabajo del necesario.

    ¿O te vas a quedar ENCERRADO en casa para siempre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres madero, ¿verdad? ¿Tú tampoco sabes hacer bien tu trabajo y te cabreas cuando te encuentras a alguien que te recuerda tus límites? Joder, me recuerdas a un troll que tenía yo hace tiempo, Carlos Espinosa Miramón. Él también era muy de echarle a los demás las culpas de sus cabreos. A lo mejor sois hasta compañeros de comisaría, o de zahúrda, o de como quiera que se llame el edificio donde se reúnen los polis.

      Eliminar
    2. Hace años vino a buscarme un secreta a casa para que le acompañase, le dije que claro, que cuanto antes se solucionara mejor. Se tiro las 3 calles del camino de mi casa a la comisaria muy paternalista él, diciendo: "Si te comportas todo estará bien, si me la lías te pondré algo en los bolsillos, que a mi no me cuesta nada" y yo diciendo "claro, claro, muy interesante todo esto que me cuenta, llegamos ya?". Es una anécdota solo, pero eso de que te tengas que fiar a pies juntillas porque sea policia pues es bastante relativo.

      Eliminar
    3. Ésa es otra. Con la Policía no hay momento seguro. Creo que era el @TenienteKaffee, el columnista sobre asuntos jurídicos de El Diario, quien decía que ante la policía no hay "off the record", que no se confiesa nada nunca: se espera a que llegue el abogado y que él te aconseje.

      Eliminar
  2. Me ha encantado la comparativa con los vampiros XD
    Por otro lado, el punto 4 no me ha quedado muy claro lo de "pero si ya ha cristalizado en una situación más o menos prolongada"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, es que se presta mucho xD

      Básicamente: si no es que acaban de entrar sino que ya se han instalado ahí, ya sólo se les puede echar con una sentencia penal por usurpación o civil por precario. A eso me refiero: a casos en los que ya se han reparado los agujeros de entrada y otros desperfectos que pudiera tener la vivienda, se ha contratado el agua, se ha empadronado gente...

      Eliminar
  3. Ya es triste ser un pijoactivista supercomprometido, o sea, y no tener un triste madero que quiera detenerte. Esto ni es estado policial ni son pollas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si el virus este será un gordito pajillero con granos, rescondido tras la pantalla.

      Eliminar
    2. No, no, no. Los gorditos con granos eran las bacterias. Los virus eran delgados, con el cuerpo segmentado y pelirrojos.

      Eliminar
  4. Manual para delincuentes. Pedazo de mierda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, para policías delincuentes. Los polis que sepan leer podrán aprender algo aquí. Los que no, tendrán que seguir obedeciendo ciegamente las órdenes de sus amos los políticos y cometer delito.
      Chaval, Franco se murió y bien muerto que está. Si te molesta tírate a un pozo.

      Eliminar
    2. Claro, porque quienes deciden si una persona es un delincuente son los policías. Los mismos que tienen una prueba de ortografía en su oposición xD

      Eliminar
    3. Me gustaría verte aprobar la oposición de madero, sr. Sobrado. Listillo, que eres un listillo...

      Eliminar
    4. ¡Gracias! Precisamente porque soy listo nunca me presentaría a esa oposición.

      Escuece, ¿eh? Normal. Que seáis los únicos funcionarios a los que se presume tan imbéciles como para tener que comprobar que saben escribir antes de darles la plaza tiene que picar bastante. Pero oye, yo no he hecho las normas.

      Eliminar
    5. Supongo que sabrás que la dificultad de una oposición la marca en un 99% el número de opositores por plaza, aunque el examen sea de pinta y colorea.

      Si sacan 200 plazas en escala básica, en un entorno de crisis y paro escalofriante, las 200 plazas la sacan opositores de nivel máster, ingenieros incluidos, tal como va pasando en estos años.

      Claro que si sacan 4000 y pico plazas como en la época de vacas gordas, entra de todo. Ahora bien, ni entonces entrarías tú por mucho que te lo propusieses. Y lo sabes...

      Eliminar
    6. Y aparte de todo eso, no sé qué tiene de malo una prueba de ortografía aparte de: Reconocimiento médico, prueba teórica, prueba de psicotécnicos, pruebas físicas y entrevista psicológica. (Y eso para escala básica).

      Si añadimos una prueba de ortografía, ¿se supone que son pruebas "para tontos"?

      Venga ya, hombreeeee...

      Eliminar
    7. ¿Por qué no iba a entrar yo? Sé deletrear "ujier".

      Oh, es cierto, que aparte de la parte física, psicológica y psicotécnica (y del examen de ortografía) pasáis una prueba teórica. ¡Mira, como en las oposiciones de verdad! Estaréis orgullosos :)

      Eliminar
  5. Muchas gracias por aportar esta información. De todas formas, aunque sea así, de qué sirve? Quiero decir, parece que es alargar una situación inevitable.
    Me cuesta pensar que tras negar abrir la puerta, se vayan sin más...
    Sea como fuere, tenemos que ser conscientes de nuestros derechos como ciudadanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he puesto en la primera Addenda: sirve para ganar tiempo, hacerte aconsejar y ser tú quien lleva la iniciativa.

      Eliminar
  6. Jajajaja. La policía con un mandamiento de entrada no llama a tu puerta para pedirte que les abras sino que directamente te la revientan con un ariete, te encañonan y te inmovilizan. Desconocimiento total del tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu vives en América no? porque en España si no es por delitos muy graves llaman al timbre, tal y como contaron ahí.

      Eliminar
    2. ¡T.J., al tejado! ¡Ariete! ¡Abrid esa puta puerta! ¡FBI, no se mueva!

      Eliminar
  7. "La policia es tu enemiga" - Cuéntanos mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más 1, más 2, más 3, más 4, más 5...

      Eliminar
  8. Es tristísimo que un artículo como este sea tan útil. Hace unos años yo era de los que se sentían seguros en presencia de un uniforme. Ahora ya no. Vivimos tiempos malos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya. Joder, yo cuando paso por delante de las lecheras esas que ahora cuajan Madrid, que siempre hay uno con una metralleta más grande que su torso, me acojono.

      Eliminar
  9. Pues parece una tontería tener que recordar queno son amigos de nadie pero a mucha gente se le olvida.
    Trabajo en algo relacionado con todo esto y tengo que decir que a pesar de lo desconfiada que soy los casos que he vivido de cerca han sido encantadores pero, desde luego que no son amigos, hacen su trabajo. A veces lo haran bien y otras como el culo. Mejor saberlo y andar precavidos, a pesar de que, repito, yo he tenido suerte.
    El derecho a guardar silencio me parece tambien importante de recordar. Que hay gente que con los nervios desbarra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he tenido demasiado trato con la Policía. Digo yo que en persona habrá de todo, pero como institución no son amigos de nadie.

      Eliminar
    2. Creo que ninguna institución, como institución, es amigo de nadie.

      Eliminar
  10. Muy buenos consejos.

    No hay que olvidar, que ya ha pasado, de situaciones donde la policía (enb este caso los casos que conozco eran de antidisturbios, pero son también policías al fin y al cabo) ha entrado en bares, portales e incluso casas buscando a manifestantes para detenerlos.

    Lo que hay que añadir a estos consejos, es el cómo proceder si un agente de la ley, se salta a la torera todo y entra en tu casa/finca porque le da la gana incluso aportando pruebas falsas (como que olia a fuego, oyeron gritos, etc...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, si se borró mi respuesta :( Lo que decía, en primer lugar, es que en esos casos conviene recordar que el portal o un bar no son lugares donde se desarrolle la intimidad de las personas. Y si entran en casas habría que ver si concurre flagrancia. En todo caso, si un policía se salta todas las normas y entra en tu casa porque le da la gana, es un delito de allanamiento de morada.

      Eliminar
  11. No hay que hacer caso a lo que diga la policía. En muchos caos están en plena ilegalidad y vienen con tonterías como pedir la colaboración... en qué colaboran ellos?
    Tampoco entiendo muy bien para qué hay que ir a comisaría. Esto estaría bien que alguien lo explique. Una vez allí negarse a declarar nada y sobre todo no firmar ni decir nada. Ellos sabrán para qué te llaman y también saben que a poco que sepas tú poco pueden hacer. Las multas administrativas son eso: papeles de intenciones que en muchos casos cuelan por eso de que es más caro recurrir que pagar.
    Pues lo dicho. Cuanto antes entienda la policía que las labores de policía política no sirven para nada ni tienen utilidad social nos irá mejor a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Nadie tiene la obligación de colaborar con la autoridad más allá del límite que marcan sus derechos fundamentales, como la inviolabilidad domiciliaria.

      Lo de ir después a comisaría puede matizarse. Si sabes en qué Juzgado se está llevando la causa por la cual te han venido a buscar, probablemente sea mejor personarse allí. Y sí, por supuesto, no hablar hasta que no tengas abogado, no firmar nada, no hablar...

      Eliminar
  12. Da gusto leer un articulo bien escrito y con la información bien detallada y correcta, enhorabuena al autor por ello, creo que no ha errado en nada.

    Por contra, el tono en el que se refiere a los policias y el odio hacia los mismos que se destila de estas frases, hacen que no pueda dejar de pensar en lo triste que es la situación actual de España. Esta tendencia a generalizar a los policías como "enemigos" parece mas una pataleta infantil que un problema real.

    Sin duda hay policías que cometen delitos, y se les castiga por ello, sin duda hay policías que cometen abusos y malas practicas, y se les castiga por ello, sin duda hay policías que son honrados y hacen bien su labor (aunque esta no sea comprendida) y se les castiga por ello...

    La labor de la policía puede gustarnos o no, pero los artículos de este tipo son tan injustos como el "matar al mensajero". Los policías deben velar por el cumplimiento de las normas, siempre, no cuestionar estas normas, guste o no. Quien piense que la policía es la que tiene que plantarse y decir NO, no desahucio a esta persona o NO, no detengo a esta persona esta muy equivocada (creo) y debería plantearse que poder tiene la policía, por lo que pregunto ¿Si la policía/guardia civil decide que norma es justa o injusta? ¿Que le impide mañana decir que un gobernante es justo o injusto?

    De verdad que me da pena la situación actual, de verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, joder, no es labor de la Policía cuestionar las órdenes por muy injustas que sean. Ni que fueran personas en vez de robots.

      Y sobre el tercer párrafo, coincido con la primera parte de la frase ("hay policías que cometen delitos..."), pero no puedo coincidir, ojalá pudiera, con la segunda parte.

      Eliminar
  13. La policia es esa gente de la que huyo cuando paseo al perro (está prohibido soltarlos para que corran un poco por el parque, son mil euros de multa), pero que no vinieron cuando a mi madre le robaron el bolso y le hicieron una brecha que necesitó 4 puntos. "Que vaya a comisaria a poner la denuncia cuando salga del hospital. ¿Para que vamos a ir para allá? El ladrón ya estará lejos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, no había respondido a esto :( No sé. A mí en general me dan asco y verlos aumenta mi sensación de inseguridad.

      Eliminar
  14. En mi vida he visto un blog con tantos trolls, enhorabuena, ladran luego cabalgamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no todas las entradas son así. Ésta es que la subieron a Menéame y claro, al tratar de un tema jugoso y que estaba fresco...

      Eliminar
  15. Hace años vino la policía a mi casa y nos requisó todos los ordenadores. Yo era apenas una niña así que poco podía aportar, pero confieso que el hecho me dejo tocada. La situación fue la siguiente: Estaba mi hermana conmigo -ella con apenas veinte años-, nos dijeron que tenían que entrar y como si nada empezaron a coger el material. Explicaciones las justas, amabilidad ni por asomo. Todo por algo que, años después, acabó siendo un error a causa de alguien que nos había pinchado internet -o algo parecido, nunca me entere mucho del caso.

    Desde entonces tengo una nula confianza hacia nuestras fuerzas de seguridad. Y encima parece que no hacen más que empeorar en el cumplimiento de sus funciones. Así que inifinitas gracias por la información, y me aseguraré de que el día de mañana no se repita una actuación de este calibre sin que al menos se dignen a explicar el porque debidamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, si no había respondido :/

      Supongo que actuaciones como la que sufriste son necesarias (no se trata de un tema de represión), pero desde luego el modo de actuar muchas veces es autoritario y asqueroso. Supongo que les da igual el trastorno que puedan causar...

      Eliminar
    2. No si, no eramos activistas ni nada parecido, pero se quedaron a gusto. Tampoco diré que tengo un trauma o algo así, cosas peores he vivido que nada tienen que ver con la policía, pero uf... nunca vuelves a verlos de la misma forma. Es como entre una decepción y una desconfianza natural -ya de por si común en mi- acentuada xD

      Eliminar